Noticias de interés

MARTES

01

Sep...

Recomendaciones para siembra de árboles forestales

Recomendaciones para siembra de árboles forestales

La reforestación es un proceso desarrollado por la silvicultura que está dirigido a repoblar terrenos que estuvieron cubiertos de bosques pero que fueron talados por necesidades humanas como la explotación de la madera para fines comerciales en la fabricación de diferentes artículos, de la misma manera se eliminan árboles cuando se trata de ampliar los limites agrícolas o ganaderos y áreas rurales para la expansión de los asentamientos humanos o incluso por causas naturales como los incendios que en muchas ocasiones son intencionales.

 

Consecuencias de la deforestación.

 

Son varios los impactos que resultan de la tala indiscriminada de árboles, entre ellos los más importantes son la perdida de la biodiversidad al destruir y fragmentar el hábitat de los ecosistemas, el uso del suelo se altera y se modifica el clima donde el incremento de la temperatura y el aumento de los huracanes han propiciado los deshielos en las capas polares alterando el ritmo de vida de toda la humanidad.

 

Beneficios de la siembra de árboles.

 

Cuando se siembran árboles además de recuperar zonas afectadas por la deforestación y restablecer el hábitat de las diferentes especies en la naturaleza, los asentamientos humanos que viven entorno a los programas de reforestación se benefician tan solo por el hecho de la producción de oxígeno y purificación del aire, por otro lado, las fuentes hídricas se recuperan captando agua para los acuíferos necesarios para el sostén de las comunidades, además, propicia el establecimiento de otras especies de las cuales depende el hombre y forman suelos fértiles que regeneran los nutrientes del suelo evitando la erosión.

 

Recomendaciones cuando se hacen siembras de árboles.

 

No obstante, los especialistas en el tema afirman que reforestar no implica solo sembrar una plántula ya que dependiendo de algunas condiciones se puede o no garantizar el éxito del crecimiento de un árbol fuerte y sano, por lo que es importante seguir algunos pasos para proteger la planta contra incendios forestales, plagas e incluso de las mismas condiciones climáticas del entorno que pueden llegar a eliminar el nuevo espécimen.

 

Capacitación

 

A pesar que en los últimos años ha aumentado el interés de la población por hacer parte de proyectos de reforestación es necesario fortalecer los procesos de capacitación con la finalidad de terminar con éxito lo iniciado, puesto que, si se tiene en cuenta que cada árbol plantado mide no más de 15 centímetros de alto son muy vulnerables a los peligros ya mencionados.

 

Especies nativas

 

Por un lado, es importante promover que la siembra se realice con especies nativas de la zona donde se va a llevar a cabo el proyecto logrando con esto no alterar el ecosistema, de otro lado, es fundamental que las personas voluntarias que participen en el proceso cuenten con la capacitación necesaria no solo para que la siembra sea un éxito, sino que deben tener presente no dejar elementos como las bolsas plásticas u otros materiales afines al desarrollo de la actividad.

Antes de la siembra se debe verificar las condiciones del terreno estableciendo el tipo de vegetación que crece en el entorno y que pudiera llegar a ser invasiva matando los brotes plantados, de igual manera, identificar las especies de la región para sembrar árboles que sean acordes con los ya establecidos, así mismo, determinar si las condiciones climáticas, el suelo y la topografía son propicios para el crecimiento sano de la planta.

 

Fuentes hídricas

 

Tener presentes las fuentes hídricas cercanas que aseguren la humedad del suelo donde se va a realizar la siembra o en su defecto garantizar riegos continuos en las temporadas de veranos extensos, eliminar la maleza en la zona para evitar que la vegetación no deseada compita por la humedad y nutrientes del suelo.

 

Diseño de la plantación

 

De acuerdo con la especie a sembrar, la inclinación del terreno y condiciones climáticas, es necesario planear la distribución adecuada de las plántulas estableciendo la distancia correcta entre cada especie.

 

Abonos y fertilizantes

 

Al momento de sembrar cada árbol es necesario que los hoyos tengan las dimensiones apropiadas adicionándoles los abonos o fertilizantes previo estudio de la condición del suelo.

 

Sembrar en momentos adecuados.

 

En lo posible escoger épocas con temporadas de lluvia extensas para garantizarle la humedad a la planta dándoles el tiempo necesario para que se asienten y se fijen al terreno.

 

Supervisión y control.

 

Una vez terminado el proyecto de siembra, es necesario hacer un seguimiento regular con la finalidad de detectar el estado y salud de las especies, si se detecta algún tipo de plaga, se tendrán promover acciones con químicos o plaguicidas para erradicar este tipo de invasores, de igual manera, supervisar el estado de las jaulas evitando que animales del entorno dañen o consuman las plántulas.

 

Las anteriores son algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta al momento de sembrar un árbol, sin embargo, basados en su experiencia los guías y directores de cada proyecto deben estar atentos a cualquier situación que pudiera conllevar al fracaso de la siembra, de tal manera que se mantenga el interés de los voluntarios en seguir participando de siembras futuras y que puedan trasmitir a otras personas la gran experiencia que se vive al sembrar un árbol.

Autor:

 

Encuentre en Red de Árboles

noticias del medio ambiente en Colombia

Apoyemos al medio ambiente, apoyemos al planeta, es hora de sembrar!