Noticias de interés

MARTES

04

Ago...

Actualidad

Colombia 2020 acciones del ministerio de ambiente y desarrollo sostenible

Colombia 2020 acciones del ministerio de ambiente y desarrollo sostenible

Desde años recientes Colombia ha sido catalogado como uno de los países con mayor deforestación resultado de la tala indiscriminada de más de cuarenta y tres mil hectáreas de bosque tan solo en la Amazonia, esta situación ha obligado a las autoridades a tomar medidas urgentes implementando estrategias que consigan en el menor tiempo posible reforestar las zonas afectadas.

 

En menos de dos años el país junto a Brasil, indonesia y Bolivia entre otros, se afianzo como líder en la generación de impactos ecológicos derivados de la deforestación ilegal, por lo que aunado a la compleja situación climática que atraviesa el planeta, Colombia tomo la decisión de desarrollar programas y acciones decisivas en la incentivación de la siembra de árboles y la reforestación de las zonas afectadas.

 

En razón a esto, el Estado en cabeza del presidente de la Republica Iván Duque Márquez confirmo en el foro Económico Mundial, la siembra de 180 millones de árboles antes de que termine su gobierno por lo que reactivo una estrategia nacional que aunque lenta venia promulgándose desde el año 2015,  lo que se pretende es la restauración de los ecosistemas en las zonas que han sido victimas de dicha degradación a través de estrategias forestales con alternativas como lo son los sistemas silvopastoriles que buscan la integración de árboles, forraje y el pastoreo de animales domesticados donde se beneficien mutuamente.

 

Siembra masiva de árboles.

 

Con base en los proyectos pastoriles lo que busca el gobierno es la siembra masiva de árboles aprovechando la capacidad que tiene la Nación para el desarrollo de esta actividad, por su lado, el Ministerio de Agricultura se comprometió a darle cumplimiento a los requerimientos estatales por medio de la expansión de 144 mil hectáreas de ganadería sostenible donde 77 mil ya están funcionando con sistemas silvopastoriles.

Por otro lado, y como parte adicional de la estrategia se tomarán acciones contundentes contra el acaparamiento ilegal de tierras, fenómeno que ha contribuido a la deforestación y tan solo una reducción del 10% de esta en los últimos años, junto a dichas medidas de control se deben implementar planes en educación a través de capacitaciones a productores para que tomen conciencia frente a la valoración de los bosques el agua y la biodiversidad.

 

Los compromisos.

 

Teniendo en cuenta esta propuesta del Gobierno Nacional y aprovechando el apoyo del Estado, otras regiones del país se vienen uniendo en contrarrestar los brotes de deforestación, es así, como Cundinamarca apoyados por el ministerio del ambiente e impulsados por el gobernador de la región y entidades estatales como la CAR realizaron la primera gran siembra de 200 árboles como ante sala al proyecto Nacional de la “Gran Sembratón”.

 

La meta de este departamento es llegar a dos millones de árboles nativos sembrados con el compromiso de llegar en el corto plazo a 200 mil árboles plantados, por otro lado, el departamento de Risaralda anuncio comprometerse con la siembra de 480 mil árboles en los cuatro años del mandato de gobierno junto con la recuperación de las cuencas hídricas e interconectar los diferentes ecosistemas de la región.

 

¿Restauración o reforestación?

 

No obstante, el reto es bastante complejo, si bien, la meta Nacional son 180 millones árboles para el año 2022, lo cierto es que no se trata solo de sembrar las plántulas y hacer los mantenimientos respectivos, por lo que según el biólogo Jesús  Orlando Vargas  del Grupo de restauración ecológica de la Universidad Nacional, afirmó que restaurar los ecosistemas no necesariamente es solo reforestar, sino que antes de la parte más sencilla que sería sembrar árboles, se deben llevar acabo estudios que no solo recuperen la integridad de los ecosistemas, también, es fundamental tener en cuenta el estado actual de los terrenos que en su mayoría están invadidos por arbustos y maleza que puede llegar a erosionar la tierra lo que haría inútil una siembra puesto que todas las plántulas morirían.

 

En este orden, no es lo mismo la zona Andina que las selvas del Chocó o Amazonas ya que todas han  sufrido diferentes impactos climáticos y de esto depende en gran parte las soluciones efectivas que se le puedan dar al terreno, por lo que en unos casos será mejor restaurar que reforestar y con más razón si lo que se pretende es recuperar el CO2  ya que dependiendo la afectación que haya tenido el área se deberán escoger especies de crecimiento rápido.

 

 

Varios biólogos del Grupo de restauración ecológica están de acuerdo con que cada caso debe ser estudiado de manera minuciosa puesto que todas las áreas deforestadas no necesitan remplazar los árboles, en algunas, será necesario llenarlas de vegetación para que recuperen la humedad, esto, sin tener en cuenta la recuperación de las fuentes hídricas que se perdieron por causa del impacto ambiental que genero el problema.

 

El reto.

 

Sin embargo, sea restauración o reforestación lo cierto es que existe una conciencia de recuperar los daños que por años sufrió este país, si bien, el trabajo del Estado y el compromiso de la gente son factores fundamentales para sacar adelante estas iniciativas, el desafío lo tienen las diferentes regiones del territorio nacional que deben unirse a esta gran propuesta de sembrar árboles y solo el tiempo dirá si las promesas del Gobierno y el empeño de una sociedad rehabilitarán una tierra que ha sido catalogada como el pulmón del planeta.

Autor:

 

Encuentre en Red de Árboles

noticias del medio ambiente en Colombia

Apoyemos al medio ambiente, apoyemos al planeta, es hora de sembrar!